Plántale cara al frío y ponte guapa bajo cero ¡que el resfriado no te pare!

Sclusib Sclusib | 14 noviembre, 2017

Pies y manos resecos, piel tirante, labios agrietados… A veces, el invierno causa estragos en nuestro cuerpo. no te preocupes, acudimos a tu rescate. ¡ponte guapa bajo cero!

Salud a prueba de bomba

Cuídate y tu cuerpo lo notará. Procura que tu alimentación sea la adecuada y previene esos constipados tan molestos.

. Refuerza tus defensas. Para reforzarlas y decir adiós a los inoportunos resfriados, el deporte te vendrá de perlas. Haz al menos media hora al día (basta con andar a ritmo ligero) e intensifica sus aspectos positivos bebiendo mucha agua durante todo el día (aproximadamente, unos dos litros). Lo notarás.

. Siéntete fuerte. Apuesta también por las vitaminas A y C para mantenerte fuerte y que tus defensas estén a tope. ¿Nuestras recomendaciones? Los cítricos, el kiwi o las frutas tropicales. Aparte, estas frutas tienen un elevado contenido en carotenoides, pigmentos vegetales con capacidad antioxidante. ¡Son geniales!

. Mocos fuera. Si, aún así, te visita un molesto resfriado o gripe, no desesperes: hazte adicta a la cebolla, el ajo o el puerro, pues ayudan a eliminar la mucosidad y actúan contra los gérmenes. Eso sí, tómalas mejor crudas o poco hervidas. La inhalación de sus esencia, hervida con agua, puede incluso aliviar la tos.

. Complementos. Mantén una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, y elimina las grasas saturadas. Además, apuesta por los complementos alimenticios. Escógelos siempre naturales, y consulta con tu nutricionista los más adecuados para ti. Eso sí, ¡recuerda que nunca deben sustituir una dieta habitual!

 

Danger! zonas conflictivas.

El rostro es una de las partes de tu cuerpo que más puede sufrir los efectos del frío. Toma nota de estos truquillos y ¡presume de cara bonita!

. Rojeces fuera. Para evitarlas, recurre a las cremas con castaño: favorecen la microcirculación. Si ya te han salido manchitas rojas, usa un fondo de maquillaje con base amarilla o verdosa para contrarrestar y usa iluminador.

. Las bolsas ¡a la basura! Lo mejor para las bolsas de los ojos son las máscaras refrescantes oculares. También puedes utilizar una toallita mojada en agua helada, o el truco de las rodajas de pepino. El frío hará que  los capilares se contraigan y bajen las orejas y las bolsas.

ojos-chica

. Nariz de payaso. Dile a tu dermatólogo que te recomiende una crema de cortisona, que hidratará las zonas de alrededor de la nariz y ayudará a reducir el enrojecimiento y la inflamación. Aparte, cúbrela de vaselina cuando vayas a dormir.

. Tirante, tirante… Para que tu piel no esté tensa, hazte con una crema especial que contenga entre sus ingredientes camomila, que calma e hidrata. Por otra parte, si quieres aportarle frescura, escoge las que tienen retinol y ¡como nueva!

. Labios de caramelo. Mantenlos siempre hidratados aplicando cacao. Para eliminar los pellejitos, frota los labios con una pequeña toalla y prefiere los labiales con humectante y vitamina E, además de protección solar no menor de 15.

 

Este invierno ¡cambia tu rutina!

Con el frío muchas partes de tu cuerpo requieren mayor tiempo, esfuerzo y cuidados. Por eso, debes incidir a fondo en ellas. Conseguirás un cutis 100% acariciable y un cuerpazo de escándalo. 

. Bronceado sublime.  Aunque sea invierno, los rayos de sol siguen incidiento sobre las superficies (sobre todo, el asfalto) y te puedes quemar. Por eso, siempre que veas que el sol brilla bastante, recurre a un protector solar de al menos FPS 25 (si vas a la montaña, sube hasta pantalla total). Cuida sobre todo la cara y la zona de los párpados, ya que pueden resecarse e inflamarse. Si quieres seguir tan morenita como en verano, los autobronceadores serán tus mejores aliados. Recuerda: extiéndelos siempre de abajo a arriba, con movimientos lineales, y ten cuidado con las zonas rugosas como las rodillas o los codos.

. El cuerpo del delito. La palabra clave es: hidratación. Siempre que salgas de la ducha, aplica una crema por todo el cuerpo haciéndote un masaje suave. Cambia tu gel perfumado por uno neutro y con glicerina, y especial para pieles secas o sensibles. ¿la razón? te dará mayor humectación. Si quieres un plus, intenta que tu hidratante sea más cremosa que en los meses calurosos y que contenga zinc. Te dejará la piel ¡ultra suave!

chica-hidratacion

. Cabello de ángel. Procura no lavarte el pelo tanto como en verano, ya que no se te ensuciará tanto al no sudar. Escoge siempre champús y mascarillas especiales apra esta época del año, que te aporten un extra de hidratación y reparación. No olvides la mascarilla, al menos, dos veces por semana, tanto para proteger como para que sea más facil desenredarlo. Las mascarillas a base de semillas de lino te proporionarán muchísimo brillo. Para terminar, sécalo al aire siempre que puedas (el secador y las planchas lo resecan un montón) y corta las puntas regularmente.

. Manos y pies muuuy suaves. Durante el invierno, el frío hace que se resequen más que nunca. Evítalo utilizando guantes para salir a la calle,  y también de foma si tienes que hacer alguna tarea en casa como lavar los platos o limpiar. Elige una crema no oleosa y aplícatela todas las veces que sea necesario, con movimientos circulares e incidiendo en las zonas más maltratadas. Por otra parte, usa un barniz endurecedor cada vez que te pintes las uñas, pues pueden quebrarse a causa del frío.

. Piel resplandeciente.  En verano, con tanta fiestecita y sesión de playa, a veces se nos olvida cuidarnos la piel a fondo. ¡Eso se ha acabado! Para evitar la tirantez y la descamación deberás seguir un ritual diario. En primer lugar, lava tu rostro con gel o leche limpiadora. Después, aplica un tónico y, para terminar, extiende una crema hidratante. Nuestro consejo es que escojas una de día y otra de noche, puesto que ambas se complementarán mejor que si utilizas una sola. Además, recuerda exfoliarte entre dos y tres veces por semana para retirar las células muertas y aumentar la hidratación. Por último, si te depilas las cejas o los pelillos del bigote, esparce después una crema con aloe vera. Evitarás las rojeces.

 

Ver comentarios

Deja un comentario

Quizás te interese