¡Ponte a punto para un cutis y un pelo genial!

Sclusib Sclusib | 15 Junio, 2017

Desde hace tiempo, tú estás más que preparada para la llegada del calor pero, ¿lo están tu piel y tu cabello? Ponte en mrcha ya y acude a su rescate. ¡Te necesitan!

 

SLUSIB TRIVIALS: TODO DE TUS INFLUENCERS FAVORITOS.

Pasos para un cutis radiante

  1. Activa los nervios de tu cara y hazla mucho más receptiva a la limpieza y a la exfoliación. ¿Cómo? Mediante n suave masaje. Hazlo en círculos, comenzando por las sienes y continuando por la nariz y mejillas hasta llegar abajo.
  2. Limpieza tu rostro en profundidad con agua fresca y échate un tónico hidratante que la prepare para exfoliarla en profundiad. Recuerda escogerlo siempre según tu tipo de cutis.
  3. ¡Ha llegado la hora de exfoliar tu piel! Este sistema eliminará las células muertas y evitará las impurezas. Hazlo siempre con la piel húmeda y movimiento circulares con la yema de los dedos. ¿La frecuencia? Una vez por semana.
  4. Extiende un producto purificador seguido de aceite y leche hidratante. Es muy importante que no olvides estos pasos, aunque tengas la piel grasa, ya que protegerás tus cutis y lo mantendrás muy flexible y resistente.
  5. Aplícate una mascarilla que de tu tez ultrasuave. Si te apetece una casera, prueba con las de frutas. Machaca la pulpa de un plátano o una manzana y déjatela puesta durante unos 15 minutos. Es súper fácil y ¡notarás la diferencia!

Cuídate según tu tipo de piel

  • Grasa: A tu piel la delata su aspecto brillante y oleoso al tacto. Además, suele estar apagada y seguramente tienes acné, poros abiertos, puntos negros o escamas. ¿La solución? Purifícala y protégela cada día. Lo ideal es que la limpies antes de acostarte y al levantarte para evitar las bacterias. Elige productos ligeros, tipo gel.
  • Seca: Aunque quizás no tengas demasiados problemas, este tipo de piel suele envejecer antes de tiempo y en ella se notan más las agresiones del entorno, como el frío o el calor. Necesitas limpiarla e hidratarla con productos acuoso y sin alcohol para evitar que se irrite. Además, evita el uso de jabones o geles que se eliminen con el agua.
  • Mixta: Tu cutis tienes las características de la piel seca en las mejillas y el contorno de ojos, pero tu zona T (frente, nariz, mentón) es grasa y con poros dilatados y puntos negros. ¿Cómo cuidarla? Utiliza tratamientos especiales para pieles mixtas y además, refuerza las zonas conflictivas con matificantes.

Pasos para una melena sana y brillante

  1. A la hora de lavarte el pelo, ten en cuenta que la frecuencia dependerá mucho del lugar en el que vivas: si en el hay mucha contaminación o olvo, lo ideal son unas tres veces por semana.
  2. Aplícate un champú específico para tu tipo de pelo y enjabónalo suavemente para activar la circulación. Hazlo con la yema de los dedos y no con las uñas para no dañar el cuero cabelludo.
  3. ¿Que cantidad es la adecuada= No te pases ya que, si tulizas demasiado, podrias eliminar los aceites naturales del pelo. Aclárate el cabello con agua templada y por ultimo, fria.
  4. Recuerda no abusar de las planchas ni el secador. Cuando lo utilices, mantentlo a una distancia minima de 20 cm. Además, tampoco te pases a la hora de usar espumas o gominas. Por última, sanéalo cada tres meses.
  5. El acondicionador y la mascarilla serán tus mejores aliados a la hora de dejarlo suave y evitar los edredones. Eso sí, no uses mascarilla más de dos veces por semana para que no se engrase.

SCLUSIB TESTS. LOS MEJORES TESTS DE AMOR Y AMISTAD.

Cuídalo según tu tipo de pelo

  • Liso: El principal problema del pelo liso es que suele ser más fino y tener menos volumen. La mejor solución es utilizar champús, mascarillas y sprays específicos y secar el cabello con la cabeza hacia abajo mientras le das forma con los dedos. Además, procura peinarlo con un cepillo de madera y púas anchas.
  • Rizado: El cabello con ondas o rizos suele ser más encrespado y verse mate y sin vida. ¿Las razones? La grasa natural que producen las glándulas sebáceas es la mitad de la del pelo liso, por lo que se enreda con mucha más facilidad. Por otro lado, las escamas de la cutícula están más abiertas y despejadas así que, la luz no se refleja y se pierde el aspecto brillante. Para evitarlo, peinalo siempre antes de lavarlo y utiliza un champú suave e hidratante. Además, procura protegerlo con espuma. Si no es necesario, pasa del secador y peinado siempre con la cabeza hacia abajo.

Ver comentarios

Deja un comentario

Quizás te interese

NUESTRAS APPs