Despeja tu armario organizando tu propio mercadillo con amigas

Sclusib Sclusib | 22 septiembre, 2017

Cada temporada es igual, te compras un montón de ropa y desechas muy pocas prendas. Esto me lo quedo, esto por si acaso, esto para andar por casa, esto para cuando vaya al pueblo… Y así te pasa, que no cabe ni una cosa más en tu armario así que ¡se acabó! Te damos las claves para que hagas limpieza y además te diviertas montando tu propio mercadillo con tus amigas

  1. El evento. Reúne a tus mejores amigas y queda con ellas una mañana en casa para intercambiaros la ropa que ya no uséis. Diles que pueden llevar todo lo que quieran y que, a cambio, podrán hacerse con otras prendas. ¡Es la manera perfecta de deshacerse de los trapos viejos en buena compañía!
  2. Las invitaciones. Cúrrate un evento chulo en facebook o tu red social favorita y envíaselo a todas las interesadas, explicándoles el plan. No olvides poner en lugar bien visible la hora y la dirección.
  3. El catering. Propón a tus amigas que cada una traiga algo cocinado por ella misma. Lo mejor es que sean cositas fáciles, de picoteo. así os podéis centrar en lo importante: probarse toda la ropa que tengáis delante. Tu encargate de las bebidas. Compra unos vasos chulos en un Tiger o en Ikea y haz que tu habitación parezca un presentación de moda de New York
  4. La organización. Ima vez que estéis todas, coloca la ropa ordenada por tipo de prendas y por tallas. Lo normal es que tengáis tallas diferentes y de esta manera os será menos complicado localizarlo todo.
  5. Los precios. Te aconsejo que pongáis precios muy bajos, siempre de menos de 5 euros, para que al final acabes dando unas cuantas cosas y consiguiendo como de intercambio otras. La idea no es que te forres si no que limpies tu armario, consigas cosas nuevas y te lo pases bien. Lo mejor además es que pongáis un sistema de turnos para elegir y así evitar más de un malentendido.
  6. El embalaje. ¿No es genial cuando vas a una tienda cara y sales con un paquetito perfectamente envuelto? Pues haz lo mismo. Hazte con cajas, bolsas de marcas que tengas por casa, papel de periódico, lazos, rotuladores.. E intenta que cada paquete acabe tan bonito que mueras de ganas de desenvolverlo.
  7. Se aceptan cambios. Piensa que si no estás muy convencida con algo que te has quedado te apetecería cambiarlo, así que acepta al menos una semana de cambios para que no pase que algo que te apetecía tener se quede en el fondo de tu armario.
  8. Se hacen arreglos. Si encuentras algún tesoro que no te ajusta del todo, unos jeans con el bajo raído o una camiseta con un siete, coge unas tijeras y dale a la imaginación. Así, la prenda será, de alguna manera, nueva.

Haz fotos de tus mercadillos particulares, súbelas a Instagram y etiquétanos!

Ver comentarios

Deja un comentario

Quizás te interese