Kiko Rodriguez (Kikoorm): los ojos más verdes de Instagram

Pablo Villamayor Pablo Villamayor | 10 mayo, 2017

Kiko Rodríguez, más conocido como @kikoorm en Instagram, ha tenido la amabilidad de concedernos una jugosa entrevista en la que nos cuenta el “calvario” que sufrió cuando su cuenta de Instagram fue “robada” por un hacker. Por suerte, Kikoorm recuperó su cuenta y ahora nos cuenta en sclusib toda su experiencia en Instagram, desde sus inicios, pasando por el hackeo, hasta su futuro como influencer. Por supuesto, le conoceremos más a fondo para descubrir que no es tan solo una cara bonita, si no que también es un gran chico. ¿Nos acompañas?

¡Comencemos!

Sclusib: Hace un par de meses sufriste un hackeo total en tu perfil de Instagram… ¿Cual ha sido tu experiencia?

KIKOORM: Resulta que un día me enviaron un mensaje directo en el que una chica, no me acuerdo de su nombre ni de su usuario, me decía que había un blog donde se metían con instagramers y estaba saliendo mi nombre. La chica me envío un enlace y yo fui tonto, pinché en el enlace, y a los 10 minutos me hackearon el perfil de Instagram. Me cambiaron la contraseña, me desvincularon Facebook, el número de teléfono, me cambiaron el correo, me cambiaron todo… Estuve una semana y pico intentando recuperarla. Finalmente desde Instagram se pusieron en contacto conmigo pero no volvieron a escribirme más correos. También intenté ponerme en contacto con diversos hackers pero todos me dijeron que no podían. Para colmo el hacker comenzó a utilizar la cuenta para subir fotos de chicos.

S: Que desastre… ¿Cómo le afectó a tu cuenta?

K: Mi cuenta anteriormente tenia 95 mil followers y al subir las fotos de chicos bajaron casi 4 mil seguidores… La gente vio que me robaron la cuenta, que estaban subiendo fotos de chicos y dirían “¿esto que es?”. Todo el mundo comenzó a dejar de seguir mi perfil. Comenzó a subir fotos un sábado y a los pocos día subió la ultima foto porque empezó a darse cuenta de que la gente empezaba a dar “unfollows” a la cuenta. Desde ese momento dejó de subir fotos.

S: ¿Que medidas tomaste en cuanto viste que tu perfil parecía “irrecuperable”?

K: Decidí crearme un perfil nuevo, con mi usuario antiguo, para que no pudiese, de nuevo, “cogerme” ese usuario y comencé a subir fotos y contar a la gente lo que estaba pasando. También usé Snapchat para contar a la gente lo que pasaba y que supieran un poco de mí…

S: ¿Que consecuencias “profesionales” tuvo el hackeo?

K: Tenía muchas colaboraciones que he tenido que cancelar, viajes para verano que ya había hablado con hoteles y un viaje preparado para Marzo… Tuve que hablar con todos los hoteles, explicarles lo que había sucedido y llegar a la conclusión de que una vez recuperase mi cuenta, y los followers que había perdido, volveríamos a hablar.

S: Pero esto ya es “agua pasada”, ¿como se solucionó todo?

K: En cuanto vi que me robaron la cuenta comencé a enviar correos a Instagram denunciando lo que me había ocurrido, pero justamente se encargaría de mi denuncia “el nuevo” (En Instagram se encarga de la denuncia aquel que responde por primera vez a ella). Yo le enviaba un correo y él me respondía a los cuatro días… Me pedía DNI, fotos, etc… Me pedía un sinfín de cosas. Finalmente, a la semana siguiente de que pusiera la denuncia, me dijo que ya habían podido verificar mi identidad, que tenia que seguir unos pasos y me enviaron un enlace que me daba una cuenta que no era la mía. Claro, les respondí que esa cuenta no era la correcta y jamás volvió responderme… A los pocos días decidí poner otra denuncia y a los 5 minutos me contestó otra persona del equipo de Instagram volviéndome a pedir toda la documentación que me pedía el anterior encargado salvo que, esa misma noche, me contestaron que habían podido verificar mi identidad y que siguiera unos pasos determinados para recuperar mi cuenta. Seguí los pasos y, por fin, recuperé mi cuenta.

S: Una vez recuperada la cuenta podrías ver todo lo que el “hacker” había hecho con ella, ¿no?

K: Exacto, y lo que vi era para flipar. Resulta que el “hacker” había puesto su numero de teléfono en la cuenta y como subía fotos de chicos a la cuenta, muchos chicos le pedía que subiesen fotos suyas. Entonces el hacker les pedía dinero o que les enviasen fotos provocativas. Leyendo los mensajes directos descubrí que nadie le llegó a pagar dinero ni llegaron a enviar esa clase de fotos. El chico también borró todas las fotos, los mensajes directos, me desetiquetó de todas las fotos… También aprovechó una función de Instagram que te permite “vetar” palabras y vetó palabras como “hacker”, “”devuélvesela”, “cuenta robada”, “Kiko” o “ladrón” dando como resultado que comentarios con estas palabras no apareciesen en el perfil. También había dejado de seguir a  gente, habían muchas cuentas bloqueadas… Por supuesto, también insultaba a seguidores míos que le pedían que dejara la cuenta.

S: Recuperada la normalidad en tu cuenta… Toca retomar las acciones profesionales, ¿no?

K: Ahora hemos empezado a hablar con todas las marcas y con todas las colaboraciones que tenia “paradas”. El problema es que ahora mismo no tengo un perfil “presentable” y mi representante y yo hemos decidido esperar unos meses para que la cuenta vuelva a recuperar forma para volver a retomar todas las acciones, colaboraciones y contactos.


Ahora que ya has recuperado tu cuenta y toda esta situación ha dejado de ser un autentico drama, cuéntanos tu experiencia de cómo llegaste a acumular 95 mil followers…

S: ¿Cómo decidiste meterte en Instagram y que te llevó a hacerlo?

K: Una amiga mía, Marina Romero, me dijo “hazte Instagram que tienes muy buenas fotos…” y finalmente me lo hice. Hablé con un amigo suyo, que también tenia muchos followers en su perfil de Instagram, me hizo una sesiones y comenzó a subir fotos mías. La gente me veía en su perfil y comenzaban a seguirme. Con mi amiga, los dos juntos, comenzábamos a subir fotos y sus followers también me seguían a mi y así comenzó todo. Conforme tenia más y más seguidores también aproveché para subir imágenes mías de viajes que he hecho y eso también llama la atención. Y es que si tu cuentas tu vida y experiencia a través de las redes sociales la gente se engancha a ti. Y eso es lo que hice.

S: ¿En que pensabas cuando veías que tus followers no paraban de incrementar?

K: Yo me veía, y me sigo viendo, como una persona bastante normal y me resultaba raro ver en los comentarios que la gente me comentaba “ojalá te conozca”, “eres mi ídolo”. Yo siempre me he visto como una persona normal y nunca me lo he tenido creído… Incluso en la calle me han llegado a parar e incluso me daba más vergüenza parar yo que la chica que me paraba.

S: Después de ver el éxito que estabas cosechando, ¿que te llevó a seguir como influencer?

K: Fue surgiendo todo poco a poco. Las marcas me hablaban, me ofrecían ropa o viajes y empecé a pensar en cambiar mi perfil de red social a trabajo. Y es que yo no lo decidí, las cosas se te presentan, tú decides si seguir hacia adelante o no y, obviamente, yo decidí ir hacia adelante. La verdad, se puede ganar un “buen dinero” por ello, es decir, se puede vivir bien haciendo esto.

 

S: Hablemos un poco de ti, ¿que estás estudiando y por qué?

K: Estoy estudiando Filología Inglesa. Me encanta la cultura anglosajona y el idioma. También tengo la idea de irme fuera, ya sea en Inglaterra o en Estados Unidos o en algún país que se hable ingles.

S: ¿Y como lo compatibilizas con las redes sociales?

K: Las redes sociales quitan mucho tiempo porque no es solo hacerse una foto, editarla y subirla… Tienes que estar muy pendiente todo el tiempo, de estar atento por si te hablan marcas, editar las fotos, etc. Eso en total es tiempo que se lo estás dedicando a eso y no se lo dedicas al estudiar. Como poder, se puede, pero también tienes que renunciar a otras actividades más dedicadas al ocio y al tiempo libre como irse una tarde con tus amigos.

S: ¿Algún consejo que quieras dar a los que están empezando?

K: Hay que innovar y no encasillarse en un perfil o en un estilo. Que también utilicen su perfil como red social, que conecten de verdad con sus seguidores, que sepan de ti y jamás estancarse.

Y para acabar, ¿Que mejor que un cuestionario para conocer mejor tus hobbies y gustos?

1. Película favorita: Me quedo con cualquiera de las entregas de “Harry Potter” y con “Los Juegos del Hambre”

2. Última película que viste en cines: “Escuadrón Suicida”

3. Plan preferido: Irme a la playa

4. Libro Favorito: “Se lo que estás pensando”

5. Serie Favorita: “Velvet”

6. Equipo de Futbol: Real Betis Balompié

7. Alguna peculiaridad: Soy un poco maniático. Quiero todo ordenado, por ejemplo.

8. Alguna situación vergonzosa: Este año tenemos una profesora en la carrera que habla fatal inglés y una vez empecé a imitarla y se me escuchó demasiado. Se dio cuenta y quiso hablar conmigo después. Lo pasé fatal…

9. Algo absurdo que hayas comprado: Me compré un chaleco que la tela era como la de un saco de patatas. Algún día lo cortaré para trapos…

10. Algo por lo que siempre te arrepentirás: Me hubiese gustado entrar en la escuela de teatro de Sevilla.

11. Un lema: “Ningún cambio llega por casualidad”

12. Un influencer que te mole: Andrea Compton como Youtube

 

Hasta aquí la entrevista con el genial Kikoorm. Ha sido todo un placer contar con él para esta entrevista. Un chico agradable, sensato, simpático y con el que hemos compartido un rato realmente entretenido. Estamos deseando que le vaya todo genial en el futuro 🙂

¡No te olvides de seguirle por Instagram, Twitter y Facebook!

Ver comentarios

Deja un comentario

Quizás te interese