Aprende a ligar en 20 minutos

Sclusib Sclusib | 22 abril, 2017

Lo sabemos todas: ¡el tiempo es oro! Y más cuando se trata de seducir a ese chico que tanto nos gusta. Quédate con nuestros consejos y ¡no pierdas ni un minuto!

¿Cuál es el plan?

Cuando llegue el próximo “finde”, ponte guapa y sal con tus amigas. ¿Dónde? Pues a tu discoteca favorita, a tomar algo en el bar de moda… ¡dónde sea! El único requisito es que se cumpla la receta: noche + música + friends + chicos. Lo demás es muy fácil. Pon en hora tu reloj y en tan solo 20 minutos ese chico tan mono caerá rendido a tus pies. Vamos, que ¡empieza la cuenta atrás!

 

Minuto 1 – Fichaje de la temporada

Abre bien esos ojos para localizar al chico que más te guste. Da igual si es un completo desconocido o si es amigo de alguno de tus colegas. Eso sí, ¡que NO tenga novia! Mira por todos los rincones y elige a tu futuro ligue. ¿Lo tienes? Pues… ¡seguimos!

Minuto 3 – Retoque final

Antes de entrar en acción, comprueba que todo esté en su sitio. O sea, arréglate un poco el vestido, la falda o lo que lleves puesto. No te olvides de escoger un modelito ni muy llamativo (hay chicos a los que le va el rollo natural) ni muy informal. Luego ve en un momento al baño a retocarte el pelo y el maquillaje. ¡Lista!

Minuto 6 – Territorio comanche

Acércate a la zona dónde esté él y marca tu terreno. Así te verá y sabrá que estás ahí. Quién sabe, quizás se fije en ti desde un principio y te ahorras un montón de tiempo. Pero si no es así, no te preocupes, sigue con el siguiente paso y todo llegará.

Minuto 7 – Tomando posiciones…

Sitúate en un lugar estratégico (apoyada en la barra, bailando cerca de él y de sus amigos…) Lo más importante es que te vea relajada y lo más natural posible así que, nada de intentar aparentar lo que no eres. Sé tú misma en todo momento, ¿ok? Otro dato imprescindible es no perder el contacto visual con él. Es decir, ¡que nadie se interponga entre vosotros!

Minuto 9 – Juego de miradas

No le pierdas nunca de vista. La comunicación visual da mucho de sí y es la reina de la seducción. Existen muchas formas de coquetear. Para empezar, pestañea varias veces para que se fije en tus ojazos. Luego, baja suavemente la barbilla de tal manera que, para verle, tengas que levantar la mirada. ¡Este viejo truco resulta infalible!

Minuto 11 – Picardía al poder

Acompaña ese juego de miradas con otros gestos. Puedes acariciarte el pelo, sorber la copa mostrando tus carnosos morimos o, si te atreves, guíñale el ojo. La forma de bailar también te puede ayudar a conquistarle. Si tienes buen ritmo, no te cortes, demuéstrale tu talento. Pero si pareces un pato mareado, es mejor que te limites a dar cuatro pasitos y a charlar con tus amigas. Todos tenemos defectos y virtudes.

Minuto 13 – ¡Rompe el hielo!

Si llegado este momento no ha dado señales de interés, tendrías que recrearte un poco más en los gestos y miradas. Y luego, habla con él. Tranquila, basta con una simple excusa. Por ejemplo: preguntarle la hora o un directo: ¿cómo te llamas? (para las más atrevidas). Lo más probable es que te siga el rollo. Ya verás…

Minuto 15 – Vaivén infalible

Lo has conseguido, ya estás hablando con él, pero ¡no te quedes ahí todo el rato! Si quieres asegurarte el ligue, tienes que demostrar tu independencia. Vuelve con tus amigas de vez en cuando. A los chicos también les gustan los retos. Además, si te ve rodeada de tus friends, pensará que eres popular y ganarás más puntos. Ya sabes, juega al vaivén y no se te resistirá.

Minuto 17 – Contacto, ¡con-tacto!

Hay conexión entre los dos y la situación está a punto de caramelo. Ahora sólo te falta dar el último empujoncito para triunfar. Tienes varias alternativas: prueba con un delicado roce de manos o acércate un poco más para hablar con él. Eso sí, ¡con cuidado! No seas muy brusca, si no perderías todo lo que has ganado hasta ahora.

Minuto 20 – ¡Enhorabuena!

Ya ha caído. Ahora viene lo mejor de todo: ¡disfrutar! Un último consejo para terminar la noche a lo grande: no le agobies con preguntas personales ni con un monólogo sobre tu vida. ¡No es el momento! Y si todo termina con sexo, recuerda: ¡siempre con condón!

 

Ver comentarios

Deja un comentario

Quizás te interese