Sobrevivir al sexo en tiempos de crisis

Sclusib Sclusib | 11 diciembre, 2017

La crisis no solo afecta a la economía, también a nuestra vida sexual. Menos pasta, menos fiestas… Cada vez es más difícil acabar las noches entre sábanas… Cúrratelo y busca “new business”, sola o en compañía. ¡No necesitas ni un euro para disfrutar!

Tienes dos opciones: Sola o en compañía.

 

SOLA

1 –  En la ducha

En la soledad del baño encontrarás un momento perfecto para gozar. Coge el mando de la ducha con poca presión y una temperatura media, y ve acercándolo a tu zona genital. Usa tu otra mano para acariciarte, mientras vas subiendo la presión y dejando que el agua corra más fuerte. Alterna diferentes temperaturas hasta dejar que el agua se dirija directamente al clítoris. ¡Espectacular!

 

2 –  Sobre cojines

Asegúrate de estar sola en casa, o de tener la puerta de tu habitación cerrada. Ponte boca abajo y coloca un cojín grande entre tus piernas, como si estuvieras montando a caballo. Empieza a moverte de arriba abajo mientras sientes la excitación. Si quieres que el placer sea mayor, coloca un pañuelo arrugado sobre el cojín, un poco debajo de tu tripa, y presiona sobre el clítoris. Mueve las caderas circularmente y verás que placer…

 

3 – Con frutas

Un mundo de colores y sensaciones para pasar una tarde de lo más sana y sin gastar absolutamente nada. Coge el que quieras, lávalo muy bien, pone un condón, y usa tu imaginación. No te quede sólo en lo básico, experimenta con las texturas.

 

4 – Vibrando

Los vibradores son una experiencia que no deberías perderte. Como se trata de no gastar un euro, busca en casa otros objetos que hagan la misma función, como el móvil, por ejemplo, pero hay muchos más. ¡Eso si! Ten mucho cuidado, no los introduzcas en la vagina ya que puedes hacerte daño. Túmbate, cierra los ojos y siente esa estupenda vibración al máximo. Seguro que repites.

 

EN COMPAÑÍA

1 – Con un “amigo especial”

El sexo con alguien al que conoces, pero del que no estás enamorada, es indescriptible. No elijas a tu mejor amigo, sino a uno con el que tengas mucha confianza, anécdotas, buen rollo y, sobre todo, ¡que esté buenísimo! Marca las reglas bien claras para que no haya malos entendidos y lánzate. ¿Quién te va a conocer mejor que amigo? Es el mejor recurso para esos días que no te apetece aguantar al babosos de turno ni estar solita…

 

2 – Por teléfono

Seguro que en tu barrio hay un tio bueno con el que nunca has hablado, pero que te gustaría conocer en horizontal. Teniendo en cuenta que no sabe nada de tí… ¿Por qué no usarle para una llamada caliente? Consigue su nombre, descubre su numero por algún conocido y hazle una llamada de lo más subidita de tono. Finge trabajar en una linea erótica y que él es el cliente un millón. Juega con él, ¡seguro que entra al trapo!

 

3 – Volviendo al pasado

¿Recuerdas a ese chico que siempre te había gustado en el colegio? ¿Seguirá estando bueno? Búscale en Facebook o Instagram y redescúbrelo. Echa un vistazo a sus fotos, infórmate sobre su vida y, si te interesa, queda con él. ¡No podrá negarse! Recuerda que si has estado 10 años sin verle, no tienes por qué volverlo a hacer así que, ve a saco. Haz que rememore sus fantasías de la infancia y disfruta.

 

Elige el modo, tú pones el resto… Y la imaginación

Ver comentarios

Deja un comentario

Quizás te interese